Subcontrata a alguien que se encargue de redactar los artículos. Si no te gusta la idea de producir artículos por tu cuenta o si tu equipo no tiene la habilidad para escribir, considera subcontratar a alguien para que lo haga. Dependiendo de la longitud, contenido, especialización y cantidad requerida, los precios pueden ser tan bajos como 5 dólares por artículos. Sin embargo, no abandones la idea de escribir tu propio trabajo. Tú mejor que nadie conoces tus propios intereses o tus pasatiempos y puedes expresar a la perfección lo que necesitas decir.

En Internet, esto se maximiza hasta niveles insospechados por la velocidad a la que corren las noticias y el alcance que éstas tienen, por lo que si no eres sincero y te dedicas a vender la moto con negocios de esos en los que te haces rico en dos días, se va a enterar hasta el último chino en cuestión de segundos y vas a cerrar el chiringuito más pronto que tarde.

Existen empresas que te pagan por las redes sociales que tienes sociales, tales  como Facebook, Twitter, Instagram, etc. Si eres un influencer y tienes muchos seguidores podrás ganar dinero con redes sociales. Las empresas y marcas pagan a usuarios particulares con un número decente de seguidores para que realicen publicaciones promocionando un servicio o productos a cambio de dinero.
Entrevistas: Este tipo de entradas son muy útiles cuando quieres obtener visibilidad en un tema muy concreto. Debes seleccionar un sector y contactar con algún referente que quiera participar en una entrevista contigo. De manera similar a las entradas colaborativas, cuando publiques la entrada, el entrevistado la compartirá en sus redes sociales e incluso podrá ponerte un enlace en su sitio web.
×